W. DYER: No obtenemos lo que deseamos, sino lo que somos


Comentarios

Entradas populares de este blog

La magia del verbo